Bendita calamidad

Bendita calamidad

Bendita calamidad

Bendita calamidad

Los hermanos Fayos no están pasando una buena racha. Su negocio de hostelería les da más deudas que ingresos y, además, acaba de ser clausurado por el ayuntamiento. Y ese no es su único problema: le pidieron un préstamo a uno colombianos hace un tiempo, ese dinero se les acabó y ahora no tienen con qué pagarles.

1h 55m 27-10-2015 41 views

Fondo